1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Valora esta noticia con 1 o 5 estrellas

La Forsythia

La Forsythia es un arbusto de flores amarillas en diferentes intensidades según variedades, muy recurrido en jardinería cuyas flores presentan un amarillo intenso

Esta es una de las mejores representantes del vistoso amarillo que inunda de colorido los jardines entre finales de invierno y comienzo de primavera.


Este arbusto, es conocido popularmente como campanita china pero es recomendable denominarle en los puntos de venta como Forsythia· intermedia.

Forsythia en seto

Destacar que esta planta puede ser utilizada tanto como planta para ser disfrutada como ejemplar solitario, o agrupada en línea para ser utilizada en seto.

Descripción
Pertenece a la familia de las Oleáceas. Según la bibliografía tiene un doble origen, por una parte asiático concentrado en China y por otra europeo en el norte de Albania y Sur de Yugoslavia.

La Forsythia es un arbusto de hoja caduca. Sus hojas son oblongas o lanceoladas, ligeramente dentadas y de un color verde vivo y brillante.

Sus flores aparecen en las ramas antes que las propias hojas, a modo de pequeños grupos, presentando unas corolas con cuatro pétalos y en forma de estrellitas. La floración se produce según zonas entre finales de invierno y principio de primavera. Y en cuanto al color distintivo de la Forsythia es en todos los casos amarillo, que en función de la variedad puede ser más o menos intenso.

Flores de Forsythia

Presentación

En Clemente Viven comercializamos la Forsythia en época de reposo vegetativo invernal. Se presenta en un atractivo estuche con su fotografía identificativa y con información básica sobre método de plantación y cuidados.

Estos envases se encuentran a su vez en expositores de madera junto con otras plantas arbustivas de plantación en la misma campaña.

Plantación y cultivo
Si la compra se realiza durante el invierno o principio de primavera, cuando esta se encuentra en reposo vegetativo, lo primero es elegir el lugar de plantación. Tenemos que tener en cuenta que requiere estar plantada a pleno sol o como mínimo a media sombra.

Si va a ser utilizada como planta ejemplar en solitario, hay que buscar un sitio que tras su desarrollo a partir del segundo año no dificulte el paso a su alrededor o compita con otras plantas en espacio. Si por el contrario, va a ser utilizado como seto, elegiremos la distancia del mismo para saber cuantas plantas necesitaremos.

Ya sólo queda acondicionar el terreno donde va a se plantada. Para asegurar el buen crecimiento de la Forsythia basta con procurarle un suelo fértil y algo profundo. De no ser, es conveniente mejorarlo con la aportación de tierra vegetal a la ya existente.

Fotsythia

Se realizará un hoyo ligeramente superior al cepellón que trae de origen, se llenará de agua y cuando esta desaparezca, se pondrá la planta tras quitarle la bolsa de protección de sus raíces y se rellenará el hoyo con el resto de la tierra. Por último se vuelve a regar y ya se espaciarán los siguientes riegos según se considere su necesidad.

Respecto a las necesidades de riego, la Forsythia requiere agua en abundancia durante la época estival, lo que garantiza una fantástica floración para la primavera siguiente, siempre y cuando se le asegure un temperatura que oscile entre los 18 y los 25º C.

Desde los meses de abril a agosto, se pueden ir realizando abonados, al igual que al conjunto del jardín, periódicos y bien equilibrados para apoyar el desarrollo vegetativo característico de esta época del año. Hacia el otoño, a partir de septiembre, el abonado debe incorporar más fósforo y potasa para endurecer la planta y que esta entre en el invierno lo más fuerte posible.

Como decimos, la Forsythia comienza su desarrollo con la floración espectacular a finales de invierno o principio de primavera según la climatología del lugar. Por ello, no se debe podar la planta durante el invierno, como ocurre con otras muchas plantas, ya que con ella eliminaríamos su valor ornamental.

Seto con Forsythias

Es precisamente tras su floración, cuando comienza una buena época para podar el arbusto, eliminando las ramas más viejas y las flores mustias, con el fin de favorecer el crecimiento y la aparición de nuevos brotes.

Recordemos que durante el reposo invernal, en las yemas asentadas sobre las ramas se desarrollan los botones florales.

Las plantas nuevas, se aconseja que apenas se toquen en los primeros años. Así, cogerá vigor y se alcanzará antes el tamaño final deseado. En las adultas, las podas van dirigidas a mantener la estructura despejada y eliminar de vez en cuando algunas de las ramas más viejas.

Variedades
· Forsythia “Suspensa”. De crecimiento rápido con porte abierto. Flor amarilla, recomendada para setos en suelos secos y para pequeños jardines.
· Forsythia x intermedia “Minigold”. De porte abierto hasta los tres metros. Floración muy ornamental de color amarillo. Exposición a pleno sol.
· Forsythia x intermedia “Lynwood”. De porte medio de 1,5 a 3 metros. De crecimiento rápido y flor de color amarillo-oro. Indicada para setos en suelos secos.
· Forsythia x intermedia “Maree Dor”. De porte más rastrero y crecimiento rápido. Indicado para setos y suelos secos.
· Forsythia x intermedia “Spectabilis”. De porte abierto para suelos drenados y con exposición al sol.
· Forsythia x intermedia “Spring Glory”. De porte abierto, con una altura hasta los tres metros altura. De floración precoz en febrero y de color amarillo-oro de tamaño grande.
· Forsythia x intermedia “Goldzauber”. De porte abierto con una altura hasta los dos metros. Sus flores son grandes en amarillo oro.
· Forsythia x intermedia “Week end Sapho”. De hasta dos metros de altura en porte abierto. Crecimiento rápido.
· Forsythia x intermedia “Boucle Dor”. De porte abierto, con una altura menor de los 70 centímetros. Flores en amarillo oro con exposición a pleno sol. Apto para jardineras y macizos.
· Forsythia x intermedia. De altura entre 1,5 a 3 metros. Crecimiento rápido, recomendado para setos en suelos secos.

Follaje de Forsythia

Plagas y enfermedades
La Forsythia es una planta muy rústica y con pocos problemas desde el punto de vista de sanidad vegetal.

Plagas

    – Pulgones (Myzus persicae). Las ninfas y los adultos chupan la savia, causando el amarillamiento de las hojas y debilitamiento de las plantas. Además produce melaza sobre la que se asienta la negrilla (hongo de aspecto ceniciento que resta vistosidad a la planta).

    – Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum y Bemisia tabaci). Los daños directos son amarillamientos y debilitamiento de las plantas, ocasionados por larvas y adultos al alimentarse, absorbiendo la savia de las hojas. Los daños indirectos, como en el caso del pulgón, se deben a la proliferación de negrilla sobre la melaza que produce la mosca blanca.

    – Orugas de lepidópteros (Spodoptera exigua, Spodoptera litorales, Heliothis armigera, Autographa gamma, etc). Los daños son causados por las larvas al alimentarse de hojas y frutos. Los adultos son polillas nocturnas que no hacen nada.

Flor de Forsythia

Enfermedades

    – Oidio (Leveillula taurica). Los síntomas que aparecen son manchas amarillas en el haz que se necrosan por el centro, observándose un fieltro blanquecino por el envés. En caso de fuerte ataque la hoja se seca y se desprende.

    – Podredumbre gris (Botrytis cinerea). En hojas y flores se producen lesiones pardas en las que se observa una vellosidad gris del hongo.

    – Alternariosis (Alternaria solani). Las lesiones aparecen tanto en hojas como tallos. En hoja se producen manchas pequeñas circulares o angulares, con marcados anillos concéntricos. En tallo y pecíolo se producen lesiones negras alargadas, en las que se pueden observar a veces anillos concéntricos.

    – Roya. La roya ataca a los órganos aéreos de las plantas, en los que aparecen pústulas pulverulentas y herrumbrosas rojizas. Le favorece el calor y la humedad.