1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Valora esta noticia con 1 o 5 estrellas

Locid ®

Los polímeros hidroabsorbentes llevan en el mercado profesional varios años, aunque es muy reciente su entrada en el de la jardinería del aficionado. Si bien es cierto que exteriormente un polímero hidroabsorbente pueda parecerse a otro, su estructura química, la estructura física de su retícula y densidad, pueden variar enormemente y afectar a su modo de absorción, almacenamiento y liberación de sus contenidos, durabilidad e idoneidad para su uso en el cultivo de plantas.

Su aplicación en jardinería tiene varias indicaciones. La primera y fundamental es el ahorro de agua. Y vinculado con ello muchas otras como son un ahorro en el abonado, menor mantenimiento ya que se distancian los riegos, etc.

En cuanto a la metodología de aplicación es muy sencilla. El objetivo es mezclar el producto a la dosis adecuada en el sustrato para que este actúe en el tiempo sobre el sistema radicular de la planta. Y en cuanto a su aplicación, los jardines, parterres, macetas, jardineras, huertos familiares, etc. son su destino.

Locid® es un producto de Clemente Viven con capacidad para absorber agua en una cantidad 60 veces igual a su peso. Su eliminación posterior precisa de la absorción directa por parte de las raíces de las plantas, siendo mínimo el porcentaje de evaporación. Además sólo precisa ser utilizado una vez, permaneciendo para siempre en el terreno, listo para realizar su función reguladora durante toda su vida.

Locid

Locid® además lleva también añadidos los microelementos, nutrientes y estimuladores de raíces necesarios para un óptimo desarrollo de la planta. La duración de los nutrientes es de aproximadamente 6 meses, período tras el cual habrá que realizar las aportaciones de abono habituales para cada tipo de planta. Locid® se encargará de absorberlo y liberarlo lentamente.

Su utilización depende del lugar donde va a instalarse la nueva planta o plantas ya instaladas, por ejemplo en macetas, si están ya enraizadas, pueden hacerse unos agujeros alrededor de la planta, introducir Locid® y volver a cubrir con la misma tierra. Si es en el proceso de plantación o trasplante, se mezcla Locid® con el sustrato en la proporción que se indica más adelante. Es muy recomendable su utilización en previsión de una ausencia prolongada (ej. vacaciones), para asegurar la correcta hidratación de las plantas. Para plantaciones en exterior, tras hacer el hoyo, introducir una mezcla del sustrato con Locid®, incorporar la planta y volver a rellenar con la misma mezcla. Para la utilización en siembra (césped, huerto, flores,…) se incorpora Locid® en el proceso de roturación del terreno.

Tras la plantación, su riego abundante y posteriormente según lo vaya necesitando la planta, que al aportar este producto siempre serán mucho más distanciados de lo habitual.

A partir de aquí todos los componentes comienzan a actuar en diferentes cometidos según sus características. Los polímeros hidroabsorbentes actuarán en la regulación de la disponibilidad de agua a la planta; los mejoradores de suelo en incrementar la porosidad y descompactación del sustrato; los abonos minerales solubles como ayuda en el arranque en la primera fase de crecimiento de las plantas y evitando el estrés en el transplante; los abonos orgánicos activando la microbiología de la tierra y estimulando el crecimiento de la planta; los abonos minerales de liberación controlada con un suministro constante de nutrientes para la planta y aportando alimentación durante un largo periodo; los estimuladores de crecimiento fomentando el crecimiento de las raíces, foliación, floración, la producción de biomasa, la precocidad de los frutos… en definitiva más posibilidades de cara a un mayor éxito en el placer de cultivar una planta.

Dosis a emplear:
Para plantas de exterior y en climas húmedos, las aromáticas 5 grs. por planta, para arbustos y rosales 10 gr. por planta, para árboles ornamentales o frutales 20 gr. por planta y para césped y otras siembras 50 gr. por m2. En climas áridos estas mismas especies se aumenta la dosis a 10 gr, 15 gr, 30 gr por planta y 75 gr por m2 respectivamente. En el caso del césped regar siempre al atardecer para aprovechar la menor evaporación del agua y la mayor absorción por Locid®. Para plantas de interior la dosis a emplear es de 6 gr por litro de sustrato.

La presentación de Locid en el mercado es en sobres de 25 y 100 grs y en caja de 2 kilos con dosificador.